Neumáticos
Batería
Filtros
Escobillas limpia-parabrisas
Amortiguadores y suspensión
Frenos
Bombillas
Illuminación
Carrocería
Sistema de climatización
Radiator y sistema térmico
Retrovisores
Distribución
Bujías de chispa y bujías incandescentes
Embrague

Qué es

tires_whatitis_image

La huella de tus neumáticos (el dibujo en la superficie de goma) tiene que transmitir todas las fuerzas que pasan entre tu vehículo y la carretera. Los neumáticos tienen que soportar todo el peso del vehículo, dirigirlo, transmitir la dirección y la fuerza de frenado, agarrarse a la carretera e incluso ayudar en la transmisión. El agarre del neumático determina la habilidad de las ruedas para seguir la carretera sin resbalar o derrapar. Una presión baja, el desgaste o el endurecimiento (más de 5 años) reduce la estabilidad en curva y puede hacer peligroso tu vehículo en mojado o en la frenada.

La fricción y por tanto el agarre entre la superficie de contacto de la rueda y la carretera influye en:

  • distancias de frenado;
  • agarre en curvas;
  • estabilidad del vehículo;
  • respuesta del vehículo en maniobras de emergencia;
  • precisión de la dirección;
  • seguridad en todas las condiciones de conducción.
Contacta con un concesionario para pedir:
Una cita un presupuesto más información

Comprender el diseño básico del neumático contribuye a tu seguridad en cualquier situación e conducción. Los neumáticos no sólo están hechos de goma, sino que tienen una estructura interna compleja:

  • banda de rodadura: esta es la superficie en contacto con el suelo. La banda de rodadura debe resistir el desgaste y proteger el interior del neumático. Está hecha de goma y su dibujo varía de un tipo a otro de neumático.
  • Banda lateral: protege la estructura interna contra los impactos laterales y los ataques de agentes atmosféricos; están marcadas con información útil acerca de la medida del neumático, tipo de banda de rodadura, nombre del fabricante, fecha de fabricación, etc.
  • Borde: es un anillo de tejido cubierto de goma, de la misma forma que la llanta y está diseñado para evitar que la llanta se salga de la rueda.
  • Capas o entramado: esta es la estructura que define la forma del neumático. El entramado tiene una o varias capas de tejido superpuestas colocadas para suministrar la flexibilidad necesaria al tiempo que absorben todas las fuerzas, incluyendo la dirección, frenada e inflado. Los neumáticos "radiales" son neumáticos en los que el entramado de capas se coloca transversalmente entre los bordes.
  • Capa protectora: son capas de acero o nylon situadas entre la carcasa y la banda de rodadura para mejorar la fuerza, estabilidad y resistencia al impacto o penetración.
  • Relleno: esta parte está generalmente hecha de goma y se extiende desde la banda de rodadura a la banda lateral; permite la transición desde la superficie dura de la banda de rodadura a las bandas laterales flexibles.
  • Cara interior: es la capa de goma dentro de los neumáticos sin cámara que impide que el aire salga.
  • Alambre corrugado: son los alambres que se colocan en la banda de rodadura para evitar que el neumático se descoloque de la llanta.

Los diseños de neumáticos difieren dependiendo de la estación para la que han sido pensados. Hay tres tipos principales que incluyen:

Neumáticos de veranoDescubre

Neumáticos de inviernoDescubre

Neumáticos Four SeasonDescubre

La Unión Europea ha introducido un nuevo sistema de etiquetado del neumático obligatorio para asegurar la comunicación de información clara y acreditada:

  • eficiencia energética;
  • agarre en mojado;
  • ruido.

Desde Noviembre 2012, todos los neumáticos vendidos en la Unión Europea deben incorporar esta información, necesaria para evaluar su rendimiento.

La regulación EC 1222/2009 especifica varias calificaciones de rendimiento para:

  • resistencia a la rodada;
  • agarre en mojado;
  • ruido externo de la rodada.
tires_cee_lables_image

RESISTENCIA A LA RODADADescubre

Agarre en mojadoDescubre

RuidoDescubre

Sabías que?

Leyenda y medida

Leyenda y medida

La leyenda que aparece en la banda lateral de los neumáticos identifica sus características.  Esta información es importante porque cada vehículo puede equiparse sólo con las medidas y tipos de neumático especificadas en el Libro de Uso y Mantenimiento.

Cada número marcado en el neumático identifica una característica física específica. Por ejemplo, el Libro de Uso y Mantenimiento puede especificar el uso de neumáticos con la medida 215 65 R 16 95H donde:

  • 215: es el ancho del neumático medido en milímetros.
  • 65: es su radio de altura/anchura.
  • R: identifica la colocación de las capas. En este caso se trata de un modelo radial.
  • 16: es el diámetro del neumático en pulgadas.
  • 95: es la capacidad de carga, un valor numérico que identifica la carga máxima que el neumático puede soportar a una velocidad identificada por la clasificación de velocidad del fabricante.
  • H: es la velocidad, un valor que identifica la velocidad máxima a la que el vehículo puede soportar la carga identificada por la clasificación de carga del fabricante.
La fecha de fabricación (DOT) también se identifica. La semana y año de producción aparecen en un número de 4 dígitos. Por ejemplo, el código 4712 identifica que un neumático se fabricó en la semana 47 del año 2012.

Cómo controlar el aquaplaning

Cómo controlar el aquaplaning

El aquaplaning es uno de los mayores riesgos en la conducción en carreteras mojadas. Cuando un vehículo hace aquaplaning, las ruedas flotan en un colchón de agua, perdiendo contacto inmediatamente con el asfalto. El aquaplaning es un fenómeno peligroso, causado principalmente por conducir a velocidades altas en carreteras muy mojadas o en asfalto con charcos. En estas condiciones el dibujo de la banda de rodadura no es capaz de achicar el agua de debajo de la rueda; se forma entonces un colchón de agua que provoca que el neumático flote sobre él. En la mayoría de los casos el aquaplaning puede evitarse con una conducción cuidadosa combinada con un correcto inflado del neumático, ya que el dibujo está diseñado para desaguar grandes cantidades para mantener un agarre eficiente. Si tu vehículo hace aquaplaning, frenar es inútil porque tus neumáticos no están en contacto con la carretera.  Incluso podría causar que el vehículo se deslizara violentamente cuando los neumáticos vuelvan a tener agarre, provocando la pérdida de control.

Lo mejor que puedes hacer es agarrar el volante con firmeza y estar preparado para el momento en que las ruedas vuelvan a tener agarre, mientras mantienes el control de la dirección durante el aquaplaning. Al mismo tiempo, libera presión sobre el pedal del acelerador, ya que la velocidad del motor se incrementará en el momento que las ruedas dejen de tocar el suelo.

La presión correcta

La presión correcta

Además de ser peligroso, unos neumáticos con poca presión también aumentan el consumo de combustible. Porque ofrecen mayor resistencia a la rodada, necesitan mayor energía para girar, lo que se traduce en más gastos de combustible. Una vez ajustados a la rueda, los neumáticos se desinflan con el tiempo. Por eso es importante comprobar la presión habitualmente y respetar los valores especificados en tu Libro de Uso y Mantenimiento. Una correcta presión del neumático puede ahorrarte hasta un 5% de costes de combustible.

* Fuente: U.S. Environmental Protection Agency (EPA). Agencia de Protección del Medio Ambiente de USA.

Conjesos Lancia

Un neumático con presión baja, gastado o endurecido (más de 5 años) reduce la estabilidad en curva y puede ser peligroso en suelo mojado o en la frenada. Respeta las medidas de neumático especificadas en la documentación de tu vehículo: es ilegal instalar un neumático de una medida no autorizada en la documentación de tu vehículo. Mientras que no está permitido instalar neumáticos con una velocidad inferior a la del equipamiento original, sí se pueden poner unos neumáticos de velocidad superior. También puedes colocar neumáticos de invierno con una calificación de velocidad de una letra inferior a la de los neumáticos de verano. Mantener tus neumáticos con la presión de inflado correcta, puede ahorrar hasta un 5% de combustible. Un inflado correcto y el uso de neumáticos adecuados a la estación contribuyen a la seguridad y la vida del neumático. Revisa tus neumáticos de forma regular en un servicio oficial autorizado Fiat. Ellos sustituirán el neumático si es necesario. Sus especialistas también te recomendarán el mejor neumático de acuerdo a tus necesidades.

* Fuente: U.S. Environmental Protection Agency (EPA). Agencia de Protección del Medio Ambiente de USA.

tires_advices_image

AUTODIAGNOSIS

Es una buena práctica comprobar la presión de inflado del neumático de forma habitual. La presión correcta está indicada en el Libro de Uso y Mantenimiento.

Profundidad del dibujo

La profundidad del dibujo varía de un neumático a otro, pero el valor mínimo está establecido por ley. Al menos debe tener 1.6 milímetros de profundidad sobre la superficie del vehículo. Puede medirse fácilmente utilizando una moneda de 2€. Si la profundidad es mayor que el anillo exterior de la moneda, entonces sobrepasa es límite mínimo de seguridad de 1,6.

Estado del neumático

Cortes y laceraciones en las bandas laterales pueden ser peligrosos, especialmente si llegan a las capas de la estructura. Sustituye el neumático inmediatamente si notas este tipo de daño.

Llanta

Las abolladuras en la llanta pueden provocar vibraciones en la dirección e incluso hacer que el neumático se salga de la llanta.