Bujías de chispa y bujías incandescentes
Batería
Filtros
Escobillas limpia-parabrisas
Amortiguadores y suspensión
Neumáticos
Bombillas
Illuminación
Carrocería
Sistema de climatización
Radiator y sistema térmico
Retrovisores
Distribución
Frenos
Embrague

Qué es

spark-plugs_whatitis_image

En motores gasolina, la bujía inicia la fase de combustión, al generar una chispa que enciende la mezcla de aire/combustible. Los motores diésel, por otro lado, funcionan utilizando un sistema de auto-encendido: el combustible inyectado se enciende cuando la mezcla de aire-combustible alcanza la temperatura de auto-combustión. Las bujías incandescentes se usan para preparar las condiciones térmicas adecuadas a fin de conseguir esta combustión espontánea de la mezcla. 

Las bujías Mopar® garantizan un consumo y emisiones reducidas – gracias a su precisa eficiencia – así como un mejor rendimiento, excelente confort en la conducción y flexibilidad del motor.

Arranques difíciles, rendimiento irregular del motor, pérdida de potencia e incremento del consumo pueden señalar la necesidad de revisar las bujías. El perfecto funcionamiento de las bujías juega un papel importante en la optimización del rendimiento del motor y la eficiencia del catalizador.

Contacta con un concesionario para pedir:
Una cita un presupuesto más información

Bujía de chispaDescubre

Bujías Natural PowerDescubre

Bujías incandescentesDescubre

Sabías que?

Bujías Natural Power: especiales para motores de gas

Bujías Natural Power: especiales para motores de gas

La combustión de gas es muy diferente a la de la gasolina: la mezcla de aire y gas tiene una composición química más estable que la de gasolina y hace que le cueste más inflamarse. Esto significa que necesita una bujía de chispa con unas características específicas: para iniciar la combustión se necesita mayor cantidad de energía generada por la chispa y un voltaje de ignición más alto. La ausencia de partículas de la gasolina líquida también provoca temperaturas extremadamente altas, que pueden provocar el rápido desgaste de los electrodos. Para hacer que la bujía sea más resistente a los efectos de las altas temperaturas y la corrosión del gas, la superficie exterior de metal está recubierta con una capa especial de níquel, mientras que la masa incluye una capa de platino para aumentar su duración.

Para asegurar que tu vehículo cumple los más estrictos estándares y normativas, elige bujías Natural Power de Mopar®, desarrolladas específicamente para su uso en GLP y metano.

Apariencia de la bujía y potenciales fallos de motor
 

Apariencia de la bujía y potenciales fallos de motor<br /> 

La punta del aislador refleja el estado de salud de la bujía y las condiciones del motor. En condiciones normales, la bujía sin anomalías tiene un aislador marrón claro, con finos rastros de depósitos. El desgaste del electrodo es normal cuando la combustión es la habitual. Los depósitos de ceniza en los electrodos indican calidad pobre del combustible, exceso de consumo de aceite o malas condiciones del motor. Los depósitos pueden llegar a ser puntos calientes dentro de la cámara de combustión, y provocar la pre-ignición.

Arranque fiable, incluso en frío
 

Arranque fiable, incluso en frío<br /> 

Ya que no es posible alcanzar la temperatura necesaria para la auto-ignición sólo con la compresión del aire, las bujías incandescentes son necesarias para arrancar los motores diésel. La bujía incandescente está situada en la culata. Sus tubos de calor apuntan directamente a la cámara de combustión, y una vez que se aplica el voltaje, se calientan por encima de 1000ºC, dependiendo del tipo de bujía. Como resultado, el aire en la cámara de combustión también se calienta. Este proceso es el que precede al verdadero encendido del motor, también conocido como "precalentamiento". Un funcionamiento correcto y fiable de la bujía es de gran ayuda en el arranque en frío. Las bujías originales Mopar® aseguran una ignición más rápida y una combustión respetuosa con el medio ambiente, incluso en temperaturas por debajo de cero.

Conjesos Lancia

La bujía es un componente que sufre desgaste: su vida útil no es ilimitada, Aunque se utilicen los procesos, materiales y tecnologías más avanzados en su producción. Las bujías deben sustituirse regularmente de acuerdo a las instrucciones recogidas en el Libro de Uso y Mantenimiento.

La sustitución de las bujías en los tiempos establecidos mejora el rendimiento del motor y la eficacia del catalizador.

Un uso prolongado y excesivo (debido a falta de mantenimiento del vehículo) puede provocar:

  • Acumulación de depósitos que llevan a anomalías en la combustión (pre-ignición y posibles daños en los pistones), así como a la fusión del electrodo.;
  • Desgaste de los electrodos, evitando la creación de la chispa, por lo que el vehículo no arrancará, con riesgo de daños en el catalizador.

En el mantenimiento de vehículos de metano o GLP, recomendamos bujías Natural Power: fabricadas con metales preciosos, son capaces de soportar altas temperaturas y están diseñadas específicamente para los vehículos de gas y metano de Fiat Group Automobiles.

spark-plugs_advices_image

AUTODIAGNOSIS

Determinadas condiciones de conducción pueden provocar que la bujía se ensucie, causando:

  • Dificultades en el arranque;
  • Sufrimiento del motor para generar máxima potencia;
  • No arrancar.
Visita los Servicios Oficiales Autorizados Lancia para revisar y sustituir tus bujías.